„Una luz de esperanza para la educación en Morazán“– Experiencia del maestro Luis Alonzo

Luis Alonzo Solís Andrade, maestro del Portal Educativo

Como seres humanos miembros de una sociedad, tenemos un compromiso muy grande por los niños, niñas y jóvenes, ya que son las futuras generaciones que estarán al mando de nuestro país, por lo tanto es importante brindar las mejores oportunidades para su desarrollo personal que a la vez lo veremos reflejado en nuestra sociedad. La educación es la mejor arma para poder cambiar un país que se ve envuelto en problemas, es la base fundamental para poder proponer y buscar soluciones, y si está en nuestras manos poner un granito de arena para esta mejora ¿Por qué no hacerlo?, no importa que tanto hay que trabajar, o a cuantos involucrar, lo que esperamos es tener un buen resultado y sentirnos satisfechos de que no nos quedamos de brazos cruzados, y que tampoco lo hicimos para ganarnos un mérito, sino porque creemos que en cada niño o niña hay algo muy grande que hay que hacer crecer, para ver eso grandes frutos en un mañana. Este pensamiento lo he adquirido desde el momento que fui parte del equipo de la Fundación Consciente El Salvador, porque han logrado que no solo piense en mí, sino también en los demás, ya que actuando podemos hacer grandes cosas.

Ha sido una gran experiencia, la cual comenzó cuando aplique para formar parte de esta familia, siendo un proceso largo de espera, recibí esa llamada en la que me confirmaban que sería parte del equipo de docentes. Todo inició con las capacitaciones, que en un inicio esperábamos serian aburridas y que lo único que nos darían era información y más información. Pero la sorpresa fue para nosotros, ya que las “capacitaciones” eran una especie de convivios en el que compartíamos, nos divertíamos y aprendíamos muchas cosas.

Una vez se nos dijo, que para Consciente, lo importante era la socialización, esa capacidad de relacionarnos con otros, antes que los conocimientos que poseíamos, porque nuestra forma de ser, pensar y actuar la forjamos desde nuestra infancia y es nuestra carta de presentación, mientras que los conocimientos se aprenden formándonos en ello. De esta manera, la unidad y el trabajo en equipo se volvieron parte nuestra.

A medida pasaba este proceso, sabíamos que la visión de la fundación era grande, y que aparte del esfuerzo humano, la inversión que se ha hecho, solo demuestra el amor y el interés por el prójimo, sobre todo porque va inmerso la innovación, al incluir la tecnología como recurso para el aprendizaje, una herramienta de la cual se puede sacar el mejor provecho. Sin duda alguna, aprendí mucho durante esta etapa, aparte de que reforzamos aquellos conocimientos de matemática, aprendimos a ser uno, y a considerar que todos somos iguales y que cada uno de nosotros podemos apoyar aunque sea poco, pero eso poco será inmenso con la ayuda de todos.

Estos pocos días que hemos estado en las escuelas, hemos visto lo agradecidos que están los miembros de la comunidad educativa (docentes, estudiantes y padres y madres de familia), porque ven esa luz de oportunidad en el proyecto. Ahora que soy parte del equipo Consciente, he notado el compromiso que he adquirido, y no solo con la fundación, sino con los estudiantes, ya que cada día llegan con entusiasmo por saber que aprenderán algo nuevo, además de considerar que una computadora puede ser bien utilizada si se usa como recurso de aprendizaje.

He adquirido dos aprendizajes en estos pocos días de estadía en la escuela, ya que estoy a cargo de los grupos que usan computadora y los que no: en primer lugar a los estudiantes les fascina la idea de salir de lo común, y el uso de la plataforma es algo motivante para ellos; y en segundo lugar que el aprendizaje no tiene que ser aburrido, mientras más nos divirtamos aprendiendo, mejores resultados se obtendrán. Los niños y niñas son sinceros y expresan lo que sienten, una frase que no olvidaré es “…hoy la clase estuvo divertida, ¡ni hemos sentido el tiempo, y hemos aprendido mucho!”, esto demuestra que las cosas van bien, y nos impulsa a dar siempre lo mejor de nosotros.

Ser parte de la fundación Consciente, ha permitido tener otra visión de la educación, no somos maestros solo por un sueldo, sino porque tenemos ese compromiso social, y con este proyecto esto será efectivo. Es un gran beneficio que la fundación está haciendo con el sistema educativo, está siendo esa luz, para que las autoridades tomen conciencia que la educación debe ser prioridad, y que para salir de los problemas, hay que comenzar por identificar esas deficiencias, y tomar acción. Hoy comenzamos con el departamento de Morazán, pero la visión va más allá de eso, porque nuestro país entero necesita que se le brinde igualdad de oportunidades en el acceso a la educación y que esta sea de calidad.

Somos parte del Portal Educativo Consciente, y está en nuestras manos lograr que el proyecto sea efectivo, tenemos esa esperanza y motivación, y sé que nos esperan muchas otras experiencias de la cual iremos aprendiendo. Estoy seguro que al igual que los que tuvieron la idea de echar a andar al proyecto, nosotros también nos sentiremos orgullosos de los buenos resultados, porque hemos puesto nuestro esfuerzo ante una gran oportunidad para los niños, niñas y jóvenes de El Salvador.